Salta al contenuto principale
problemas-logísticos
Da Esther Gurría
on 16 Feb 2017 11:30 AM
  • TMS/WMS

Alcanzar una correcta gestión logística concede a las empresas las claves necesarias para reducir los costes, fidelizar a sus clientes y expandirse hacia nuevos horizontes empresariales. Por ello es necesario prevenir los cuatro problemas logísticos más comunes que ponen en entre dicho la confianza de la compañía y la lealtad de los clientes. 

Descárguese nuestra Guia TMS ¿Cómo elegir la solución de gestión de transporte más adecuada para su empresa?

La barrera de la incomunicación

La falta de comunicación entre las distintas áreas traen como consecuencia la descoordinación entre los departamentos, especialmente en aquellas empresas que intentan que todos sus canales dependan de la cadena logística. Para solucionar esto, se debe fomentar la integración y coordinación entre los departamentos, así como definir y transmitir a todas las áreas los elementos y servicios que deberán presentar a los clientes. Una buena comunicación es un elemento esencial en la cadena de valor, que impulsará una mayor participación entre los empleados y colaboradores con el fin de alcanzar los objetivos de negocio de la compañía. 

Leer también: La creciente popularidad del almacén omnichannel

Los procesos manuales e ineficientes

Los mayores quebraderos de cabeza cuando se trata de gestionar la cadena logística surgen a la hora de confiar en los procesos manuales y descentralizados. Intentar conocer la localización de un envío a traves de e-mail o llamadas es una tarea árdua e ineficiente. Para erradicar este problema es importante implementar soluciones tecnológicas que sean capaces de automatizar los seguimientos de las entregas y recogidas. Una solución que proporcionen a los equipos logísticos realizar estos seguimientos en tiempo real y que les permitan estar más pendientes de gestionar, anticipar y corregir los problemas que puedan surgir de las operaciones logísticas y de distribución, como pueden ser los retrasos. 

Error en el enfoque

Es frecuente que las tareas operativas y rutinarias consuman demasiado tiempo y recursos de profesionales cualificados que deberían están más enfocados a actividades que ayuden a desarrollar el negocio. Por ello, pensar en subcontratar parte de la gestión de las operaciones logísticas es una alternativa ideal para evitar que estos profesionales dediquen horas a actividades que no son su core del negocio y que acarrea un incremento en los costes para la empresa. Con una gestión especializada y dedicada a cargo de la empresa subcontratada, el bolsillo de la empresa lo notará.

Leer también: Cómo gestionar eficazmente los recursos de su almacén

Falta de visbilidad

Son muchas las compañías que son incapaces de corregir los cuellos de botella operativos que se presentan en determinadas prácticas diarias. No por falta de competencia, sino porque no pueden detectarlo. Esto se debe a la falta de visibilidad que trae consigo consecuencias directas sobre la eficiencia. La solución a este problema es invertir en soluciones tecnológicas que sean capaces de proporcionar un fácil acceso a la información de carga, incluyendo pedidos, productos y facturas relacionadas con la mercancía a entregar. Gracias a esta automatización, se podrá encontrar fácilmente dónde se ha producido el error y cómo subsanarlo de la manera más rápida posible. 

Contacte con nuestros expertos en logística

Esther Gurría

Responsable de Marketing y Comunicación de Generix Group España