Pasar al contenido principal
Por Christophe Viry
on 09 Jun 2017 10:13 AM
  • E-Invoicing
  • Digital transformation

Dar el salto hacia la facturación electrónica obligatoria y regulada está en pleno apogeo. Las empresas están buscando la forma de pasar de la factura en papel a la electrónica en los plazos y especificaciones necesarias para ellos. Existen muchos beneficios para dar el salto al 100% sin papel - la enorme reducción de costes es el más atractivo - pero esta transición también trae consigo sus propios retos para el cliente.

La integración de proveedores en un nuevo sistema

El mayor desafío para un cliente es confirmar que sus proveedores son capaces de adaptarse a un nuevo sistema. Actualmente, las empresas tienden a recibir todo tipo de formatos de facturas a través de su ecosistema, lo que a menudo puede retrasar el proceso. Esto se hace especialmente evidente, por ejemplo, cuando las facturas desaparecen. 
 
Es posible conseguir grandes ahorros en costes y tiempo, así como una reducción en el crédito interempresarial si se consigue estandarizar el procedimiento, pero la solución necesita ser lo suficientemente flexible como para absorber los volúmenes de toda la compañía. 

Escoger la solución correcta

Existen muchas soluciones de facturación electrónica a disposición de los clientes, aunque tanta variedad se convierte en otro reto para la empresa que desea seleccionar a una de entre tantas. Los clientes necesitan tener en cuenta diferentes factores a la hora de escoger a un proveedor de facturación electrónica y tenindo en cuenta que van a verse afectados por este gran cambio, deberán priorizar en términos de velocidad de implementación, coste y calidad del intercambio de los datos. Aquí es dónde una empresa de consultoría puede resultar de gran utilidad, ya que será capaz de proporcionar un sólido asesoramiento basado en los requisitos del cliente, así como una lista de soluciones que han demostrado ser exitosas con otros clientes. 

Los beneficios de un sistema actualizado

Con una solución totalmente funcional de facturación electrónica extremo a extremo, los clientes pueden estimar una reducción significativa de los costes (hasta un 80% en algunos casos), una disminución de su huella de carbono y una forma mucho más eficiente de garantizar la transparencia y trazabilidad, interna y fiscalmente. Un sistema colaborativo de e-factura es también una excelente manera de hacer un seguimiento de las facturas y asegurarse de que se pagan a tiempo. 

Christophe Viry

Expert in EDI, Software integration, e-invoicing…