Pasar al contenido principal
Logistica collaborativa
Por Christophe Viry
on 14 Aug 2018 8:00 AM
  • Logistics suppliers
  • Digital transformation

La empresas de hoy en día, siempre en busca de soluciones innovadoras para ganar competitividad, apuestan por la colaboración con sus clientes y proveedores. A medida que los intercambios se intensifican y se digitalizan, surgen nuevos modelos de asociación en el sector de la cadena de suministro, en particular en torno a la gestión de inventarios, las compras, el transporte, las operaciones de promoción... En este artículo echaremos una mirada retrospectiva al crecimiento de la colaboración multiempresarial. 

Las empresas colaborativas son más productivas

La colaboración empresarial ya se está perfilando como la próxima revolución en innovación que permitirá además, un aumento de la productividad. Según Equinix, el 84% de las empresas encuestadas deberían desplegar una infraestructura basada en la colaboración para aumentar los ingresos y reducir los costes.

Se trata de una estrategia que merece la pena, ya que "más de un tercio de las empresas que ya están implementando una estrategia de colaboración generan más de 10 millones de dólares en ingresos adicionales (58%) y ahorros de costes (42%) con un ROI en un plazo medio de 4,2 meses" Un estudio realizado sobre el tema por la Universidad de Stanford también concluye que las empresas colaborativas son un 5% más rentables y un 6% más productivas que otras.

Ver también : [Video] La transformación colaborativa de la cadena de suministro

Un punto a tener en cuenta es que, para conseguir un rendimiento óptimo, estas empresas deben integrar la colaboración en todos los procesos existentes en su estructura, evitando situaciones híbridas y desestructurando las organizaciones internas. La cadena de valor se está reinventando a sí misma, los diferentes departamentos de la empresa deben alinearse para tener una Cadena de Suministro única e integrada.

Esto último dependerá de los recursos y medios de los proveedores y de los prestatarios logísticos. La nueva cadena de valor de la compañía es la fusión de las de suministro de su extensa red. 

Barreras de la colaboración multiempresarial

A pesar de las cifras tan prometedoras, todavía existen varios obstáculos que penalizan el desarrollo de soluciones de colaboración entre empresas, tanto por parte de las principales empresas como de los proveedores.

Antes de iniciar una colaboración con sus proveedores, cualquier empresa debe desarrollar una plataforma adaptada a sus necesidades y requerimientos. Será entonces, cuando puedan comenzar con el proceso de comunicación alrededor de la plataforma colaborativa y con la integración de los colaboradores al proyecto. Esta es una operación que puede tardar varios meses en llevarse a cabo ya que no todos los proveedores se inclinan a cambiar su modo de trabajar.

Desde el punto de vista del proveedor, puede encontrarse con multiples plataformas a las que debe adaptarse. Si no existe interoperabilidad entre las soluciones adoptadas por cada empresa, el uso de varias plataformas puede resultarle costoso, incluso no rentable. 

Beneficios significativos para todas las partes interesadas

Para  que la colaboración multiempresa sea beneficiosa, hay que conseguir generar valor para ambas partes, proveedores y distribuidores. Pero... ¿Cómo? Confiando en el ecosistema y en las capacidades de cada parte implicada. 

Al trabajar con sus proveedores, los distribuidores pueden delegar algunas de las operaciones que antes eran de su responsabilidad. Esta práctica les permitirá ahorrar tiempo y de este modo, mejorar su productividad o dedicarse a desarrollar actividades comerciales. 

Por parte de los proveedores, esta nueva carga de trabajo les permite ampliar su campo de intervención. Trabajar con los distribuidores les permitirá controlar el flujo logístico de las mercancías (envíos y recepciones) y, a largo plazo, optimizar los stocks, planificar la producción y mejorar el volumen de sus ventas. 

Utilizar un VMI para gestionar mejor sus suministros

Entre las diversas formas de colaboración multiempresarial, el VMI (o Vendor Inventory Manager), sigue siendo un ejemplo significativo. Este sistema de gestión compartida de suministros permite a los proveedores controlar el stock de los almacenes y puntos de venta de sus clientes. 

Al tener acceso a las ventas y los stocks en los distintos puntos de distribución, los fabricantes pueden calcular las necesidades y anticiparse a las entregas. ¿El objetivo? Reducir el almacenamiento x2 y optimizar el rendimiento de las ventas evitando interrupciones. 

Leer también : Gestión de inventarios: 2 indicadores para mejorar las operaciones del almacén

Como ejemplo del interés económico de esta fórmula para los proveedores, podemos asegurar que gracias a la optimización de las reposiciones, nuestro cliente Unilever, ha aumentado sus ventas en un 1% haciendo ganar a Nestlé alrededor de 100 millones de euros al año. 

Para aprovechar las oportunidades que ofrece la colaboración entre empresas, puede confiar en la plataforma Generix Supply Chain Hub. Esta solución en modalidad SaaS combina capacidades para gestionar los flujos físicos, digitalizar los flujos de información, colaborar con usuarios empresariales y conectar empresas con socios en tiempo real. Para más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros. 

Contactar con expertos de Generix  

Source image à la Une : Pixabay – Tumisu

Christophe Viry

Expert in EDI, Software integration, e-invoicing…