Pasar al contenido principal
automatizacion
Por Olivia Riant
on 17 Jan 2019 8:00 AM
  • Digital transformation
  • eLogistics
Todos tenemos imágenes del futuro en la cabeza. Imágenes en las que infinidad de tareas cotidianas están automatizadas y requieren poca o ninguna interacción humana. Cuando se trata de la logística de la cadena de suministro, ya empezamos a ver un automatismos que se hacen cargo del proceso: actividades que se gestionan a través de un sistema informático, como la facturación, el inventario, los flujos del almacén o la información sobre el envío. Ahora, también vemos emerger nuevas tendencias que no sólo afectan a los procesos virtuales, sino también a los procesos funcionales. Básicamente, la IA está asumiendo un papel mucho más importante en la cadena de suministro y ésto es solo el comienzo de una nueva y emocionante aventura. 
 

Fabricación aditiva, realidad virtual y robótica

Los términos "fabricación aditiva" y "realidad virtual" se utilizan ahora con mayor frecuencia en la cadena de suministro y, aunque el uso de artículos como las impresoras 3D y las gafas de realidad aumentada sigue siendo bastante limitado, su tecnología sigue evolucionando con rapidez y está ganando más fuerza que nunca. Al mismo tiempo, la robótica, símbolo de la automatización en general, está adquiriendo un papel mucho más importante en los almacenes y está introduciendo grandes mejoras en la logística de inbound y outbound. Las tendencias crecientes muestran que la robótica está ayudando a definir los procesos de la cadena de suministro de tal manera que las empresas pueden aumentar y disminuir la producción según sea necesario.
 

Vehículos autónomos y camiones sin conductor

Los procesos automatizados de pedidos, la robótica en el almacén, así como las capacidades mejoradas de seguimiento y rastreo han llevado a la necesidad de mejorar los métodos de transporte. Otra tendencia creciente en la industria es la de los vehículos autopropulsados. Una vez más, esta es una tendencia que todavía está en sus primeras etapas, pero grandes marcas como Amazon, Uber y Google ya han lanzado sus propios programas piloto. A pesar de algunos contratiempos, los vehículos autónomos están aquí para quedarse, y las compañías están desarrollando sistemas que no sólo permitirán el uso de camiones sin conductor en algún momento, sino también formas de mejorar la seguridad en toda la carretera.

Estas nuevas tendencias no sólo tienen por objeto proporcionar innovaciones y mejoras en la cadena de suministro interna, sino que también tendrán efectos potenciales a largo plazo en los servicios de transporte, así como en los servicios de vigilancia del tráfico y la seguridad en todo el sistema.

Olivia Riant

Group Communications Manager