Pasar al contenido principal
impulso-facturacion-electronica-europa-españa
Por Montse Sánchez
on 13 Feb 2019 8:00 AM

La facturación electrónica es un movimiento internacional impulsado desde hace muchos años y que tiene cada vez más relevancia en el mercado. Existen numerosos países en los que el uso de la factura digitalizada es obligatorio. En este artículo, resumiremos brevemente el impulso de la facturación electrónica en Europa, y profundizaremos en el estado actual de la digitalización de facturas en España.

¿Cómo ha sido la evolución de la facturación electrónica en el entorno B2G en Europa?

La Unión Europea impulsa la implementación de la factura electrónica en sus estados miembros a través de la Directiva 2014/55/UE del Parlamento Europeo y del Consejo. A través de ésta, y a partir del 18 de abril de 2019, se establecerá un formato común obligatorio para el uso de la factura electrónica en las relaciones B2G europeas.

A consecuencia de esta normativa, ya son muchos los países que están actualizando la situación de la factura electrónica a través de sus respectivas autoridades tributarias. Por ejemplo, Polonia y Portugal que ya llevan impulsando la factura electrónica desde hace años, harán que en 2019 su uso sea obligatorio para los intercambios B2G.

Pero… ¿Cómo ha ido evolucionando la e-factura hasta llegar a esta ley?

El primer país de la Unión Europea en oficializar la factura electrónica fue Dinamarca en 2005 seguido de todos los países nórdicos (Suecia 2008, Finlandia 2010, Noruega 2011). Una vez que el norte de Europa normalizó la e-factura, los siguientes países en adoptar la facturación electrónica B2G fueron Austria, Moldavia e Italia en 2014. Además, cabe destacar que Italia se convertirá en el primer país de la Unión Europea que extrapolará la obligatoriedad del uso de la factura electrónica en las relaciones B2B.

En el 2015 se sumaron a este tren España y Eslovenia. En el caso de España, desde Julio de 2018 es obligatoria la e-factura para todos aquellos proveedores de la Administración Pública cuyas facturas superen los 5.000€.

En años posteriores se fueron sumando más países. En 2016, Croacia, República Checa y Suiza. En 2017 Bélgica, Estonia, Francia, Lituania y Países Bajos. En 2018 Alemania. Es decir, en la actualidad, la mayor parte de la Unión Europea han establecido una normativa para regular el uso de la facturación electrónica.

¿Cuál es la situación de la facturación electrónica en España actualmente?

Según el informe “United Nations e-Gobernment Survey 2018”, el cuál evalúa el estado de desarrollo de la administración electrónica de los Estados Miembros de la ONU, sitúa a España en la lista de países con un mayor índice de desarrollo del gobierno electrónico (EGDI). Localiza a España en la posición 17ª de la lista global y la 10ª en el ámbito europeo.

Esto se debe al fuerte impulso que ha tenido la factura electrónica en España en los últimos años, a través de un modelo que empuja a todas las Administraciones Públicas hacia la transformación digital, con el fin de conseguir una uniformidad en los servicios proporcionados a los ciudadanos y mejorar su eficiencia y eficacia.

 

FACE

En España ya se aprobó en 2013, la Ley 25/2013 del 23 de diciembre que supuso no sólo el impulso del nuevo modelo de facturación electrónica en el mercado español, sino también la obligatoriedad, a partir del 15 de enero de 2015, para todas las Administraciones Públicas de recibir y procesar facturas electrónicas cuyo importe fuera superior a los 5.000€. A consecuencia de dicha obligatoriedad, todos aquellos proveedores de la Administración Pública tuvieron que adaptarse al nuevo modelo y enviar sus facturas a través de un formato estructurado conocido más comúnmente como Facturae.

Para llevar a cabo esta nueva Ley el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas tuvo que desarrollar un punto común de entrada de facturas llamado FACE, para todas las unidades de la Administración General y para aquellas Administraciones Públicas que se sumaran a dicho sistema. Su puesta en marcha supuso una gran revolución y ha permitido que cada año se emitieran más facturas electrónicas. Actualmente, es utilizado por unas 8.000 Administraciones Públicas entre ellas, 16 de las 17 Comunidades Autónomas de España y la Administración General del Estado con el fin de facilitar a los proveedores la entrega de sus facturas.

¿Cuál es la solución propuesta por Generix ?

Generix Group ha desarrollado en su plataforma Generix Invoice Services un módulo de Facturae. Compatible con cualquier ERP, el módulo Facturae permite de forma rápida y sencilla, capacitar al sistema de gestión de la empresa para la emisión de facturas de acuerdo con los estándares definidos sin necesidad de desarrollos específicos.

Para ser integrado con el sistema de gestión de la compañía, una vez extraídos los datos de la factura, los valida y realiza la traducción al formato estándar de Facturae.

Después autentifica legalmente el documento con la firma digital y avanzada, realiza la transmisión automática de datos hacia el punto general de entrada de facturas que cada Administración Pública haya habilitado, obteniendo como respuesta un código de registro. Esto a su vez se devuelve al sistema de gestión de la empresa emisora de la factura a través del Módulo Facturae.

 

 

FACeB2B

El éxito de la implantación de la factura electrónica en el Sector Público llevó a replicar el modelo en las relaciones entre empresas del sector Privado. Por ello, desde el 9 de marzo de 2018 entró en vigor la nueva Ley de Contratos del Sector Público 9/2017 por la que contratistas y subcontratistas deben enviar y recibir facturas en formato electrónico. Para ello, se creó la plataforma FACeB2B que se erige como Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas entre Empresas. El objetivo es fomentar la facturación electrónica globalmente, de manera que llegue a todos las empresas, sin importar tamaño, sector o grado de informatización de la organización ya que permite el intercambio totalmente gratuito e ilimitado de facturas entre empresas, con las ventajas y ahorros que conlleva su utilización.

Desde el pasado 30 de junio, todas las empresas pueden utilizar este punto único FACeB2B, proporcionado por el Ministerio, para intercambiar sus facturas electrónicamente, por lo que se prevé un desarrollo exponencial de la utilización de la factura electrónica con los consiguientes ahorros para todo el tejido empresarial.

¿Cómo operar con FACeB2B?

Para el envío de facturas no es necesario darse de alta en FACeB2B ni realizar ningún trámite con la Administración Pública. Lo único necesario será utilizar un servicio de facturación electrónica de una Empresa de Servicios de Facturación como es el caso de Generix Group.

Sin embargo, para la recepción de facturas si será necesario darse de alta en el Directorio de Entidades para obtener un código DIRe y, posteriormente, darse de alta en FACe B2B. Después, se deberá autorizar a una Empresa de Servicios de Facturación a conectarse en su nombre a FACeB2B para descargarse las facturas que lleguen dirigidas a sus entidades DIRe.

El DIRe es un código alfanumérico que identifica de forma única a cada empresa receptora de facturas y a cada Empresa de Servicios de Facturación. Para la emisión de facturas es obligatorio indicar en ella el DIRe del destinatario al cual va dirigido, es decir, el de la empresa receptora. Se pueden buscar los DIRe y la información asociada a cada uno de ellos en el Directorio de Entidades.

Algunas cifras de la facturación electrónica en España (2016-2017)

La facturación electrónica en España sigue en auge. Su crecimiento (32%) en 2017 volvió a demostrar que la e-factura ha llegado para quedarse. Se registró un crecimiento del 35,2% en los intercambios B2B, un 25,7% en el intercambio B2G y un 11,13% en las relaciones B2C.

La utilización de la e-factura ha supuesto un ahorro de 775,5 millones de euros y  570.303 horas  en la gestión de facturas recibidas y 440,2 millones de euros y 92.127 horas en la gestión de facturas emitidas, además de reducir de manera significativa el impacto medioambiental derivado de la eliminación del uso de papel.

Respecto a las empresas que más utilizan la facturación electrónica podemos decir:

Fuente: Expansión

Para obtener más información sobre facturación electrónica ¡Consulte a nuestros expertos!

Montse Sánchez

Expert Business Development Integration & Portals Solutions