Logística en alimentación: trazabilidad, sostenibilidad, digitalización

Publicado el 11 Junio 2020

retos logística alimentación
María Jesús Sobrino
María Jesús
Sobrino
Business Development Manager Supply Chain Solutions en Generix Group Spain
Categorías
FMCG
Cadena de Suministro

En un artículo anterior a este “Logística en alimentación: adaptarse a las nuevas demandas del consumidor” os hablábamos de cómo los patrones de demanda están cambiando y cómo debe adaptarse la logística a ellos para mantener la cuota de mercado y los niveles de servicio en un nivel correcto de costes.

 

DESCARGAR: [ Roundtable] Alimentación 4.0: Novedades logísticas de un sector en auge 

 

Hoy, hablaremos de 3 retos no menos importantes relacionados con la logística de la alimentación:

La trazabilidad

La demanda de seguridad alimentaria ha obligado al sector a modernizar sus sistemas de trazabilidad. Debido a los avances tecnológicos, la cadena de suministro del sector de la alimentación es hoy en día más transparente que nunca. Desde la robótica en los almacenes, hasta el envío y el seguimiento computerizados la tecnología está proporcionado cada día mayores niveles de una visibilidad que cada día es más imprescindible para asegurar la calidad en la cadena de suministro.

Una visibilidad de extremo a extremo y el seguimiento de los productos desde la granja hasta la mesa permitirá aislar los focos de conflicto en la cadena, pero también mejorar el almacenamiento y los envíos.

En el caso de los productos refrigerados y congelados la aplicación de los últimos avances está poniendo al servicio de ese tipo cadenas sofisticados seguimientos y monitoreos de temperatura con la ayuda de tecnologías como IoT. Las perspectivas a medio plazo permiten prever la extensión de esas las nuevas tecnologías.

La sostenibilidad

Otro de los retos del sector es la sustitución del concepto lineal de producción, consistente en producir, usar y desechar por un sistema sostenible y competitivo en el que se haga un uso eficiente de los recursos. Crear un nuevo modelo que permita cerrar el ciclo productivo dando nuevos usos a sus residuos, convirtiéndolos en productos de valor, permitirá atender la creciente demanda de un modelo de economía circular, más sostenible y respetuoso con el medio ambiente

Tengamos en cuenta que la sostenibilidad no es ya una herramienta de marketing para públicos concretos, sino que se extiende cada día a sectores más amplios y que la puerta de su regulación legal está plenamente abierta. De hecho, el Proyecto de Ley de Cambio Climático, que se empieza a debatir ahora en el Congreso de los Diputados hace una especial mención a el conocimiento sobre los efectos del cambio climático en la seguridad y la dieta alimentaria. Por otra parte, España tiene pendientes de transponer a nuestra legislación las directivas europeas 2018/850, 2018/851 y 2018/852 sobre uso de plásticos en envasado.

 

Leer también: Logística en alimentación: adaptarse a las nuevas demandas del consumidor

 

La digitalización

La digitalización aporta hoy claras ventajas competitivas, pero mañana dejará de ser una elección para convertirse en un requisito. Las empresas que la adopten ahora podrán hacerlo bien o no tan bien, pero quienes no lo hagan simplemente estarán fuera del mercado en muy poco tiempo. En menos del que piensan.

La transformación digital de las empresas requiere del compromiso tanto de los gestores como de los empleados para abordar los cambios culturales y organizativos necesarios. No es tarea fácil, entre los principales obstáculos para la digitalización figuran tres factores:

  • En primer lugar, el coste, ya que aproximadamente un 65% de las empresas lo considera el motivo fundamental para no iniciar ese cambio.
  • En segundo, la técnica o falta de competencia tanto a nivel interno como externo, (proveedores de bienes y servicios) y,
  • por último, la normal resistencia al cambio dentro de la empresa.

El IoT y el Big Data se perfilan, sin embargo, como los nuevos universos de la industria 4.0. también parecía imposible que viajásemos con un GPS en el teléfono o que comprásemos con él. Nunca pasaría -se decía- y hoy es la normalidad. En materia de seguridad alimentaria, la Industria 4.0 supondrá la irrupción de indicadores con fuentes de datos totalmente nuevas, tanto para el control de calidad como para prevenir fallos antes de que ocurran y -muy importante- con nuevos algoritmos que mejoren el mantenimiento predictivo de los equipos y la predicción de la propia demanda, lo que posibilitará la toma de decisiones en automático y en tiempo real.

El análisis predictivo es, sin duda, la funcionalidad tecnológica que se espera que sea el próximo gran avance aplicado a la inteligencia comercial de la cadena de suministro. Las expectativas son, desde luego importantes, desde la precisión del pronóstico, la optimización del transporte, la trazabilidad absoluta de los productos y la gestión eficiente de las siempre incómodas y caras devoluciones. No olvidemos que un tercio de los alimentos que se producen a nivel mundial se desperdician, ya sea por su mal estado en tránsito o desechados por los consumidores en economías más ricas. Ese gran desperdicio también afecta significativamente al medio ambiente, de hecho, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). la huella de carbono del desperdicio de alimentos representa aproximadamente el 7% de todas las emisiones globales.

Recursos
Mostrar menos recursos
solución tms capsa food
- 22/03/2020
[Grabación Webinar] Software TMS - Experiencia CAPSA

Los sistemas de Gestión de Transporte (TMS) ayudan a mejorar la eficiencia de la cadena de suministro, reduciendo las cargas administrativas y los costes asociados. 

Más información
Mostrar todos los recursos